11/3/14

11-M(entiras) después. Publicado el 11/3/2005 en El Periódico

11-M(entiras después)
Viernes, 11 de marzo de 2005
Por Antón Losada, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Santiago de Compostela (EL PERIODICO, 11/03/05):

Matar a alguien es algo terrible, le quitas todo lo que es y todo lo que puede llegar a ser –sentencia el pistolero William Muny/Eastwood de Sin perdón–. Siglos de filosofía y compasión resumidos en una frase tan pura como contundente contra tantas necedades pronunciadas tras una semana donde lo único claro es que deberíamos ponernos de acuerdo algún día sobre de qué hablamos cuando hablamos de homenaje a las víctimas y unidad frente al terrorismo. Nos guste o no. Por mucho que queramos pasar página, una parte de la élite mediática y política española sigue hurgando en la herida y no va a parar hasta que se le admita que lo único importante era lo que les quitaron a ellos. Por respeto a la verdad y a Chesterton, quien recomendaba ser tolerante pero intransigente, conviene parar un momento y fijar posición para que, un año después, 11 mentiras no devenguen verdades sólo por ser mil veces repetidas.

1. El Gobierno dijo la verdad. Falso. Aznar, Acebes y Zaplana mintieron a los españoles. Los testimonios de los policías ante la comisión prueban cómo el Gobierno retenía y manipulaba las informaciones policiales. Sólo oían y sólo nos contaban aquello que querían oír. Cuando el Gobierno entreabre la pista islamista, la investigación llevaba horas manejándola como principal.

2. Fueron otros los que mintieron. Falso. Hubo medios que, en la tarea encomiable de horadar el muro de manipulación, cometieron errores reconocidos y asumidos. Aún esperamos un mínimo gesto de humanidad y duda de quien estaba de guardia en el Gobierno cuando se produjo la mayor masacre terrorista de nuestra historia. Esperamos las disculpas de medios que publicaron entrevistas con el candidato Rajoy pidiendo el voto en la jornada de reflexión.

3. La autoría intelectual no está clara. Es mentira y doble. Está claramente identificada en el mundo del terrorismo islamista. Ni la Administración de nuestro amigo Bush baraja otra hipótesis. Utilizando la terminología de Acebes: sólo hay una línea de investigación abierta. Las otras están cerradas y lo saben. Por eso mienten dos veces. Cuando hablan de autoría intelectual, quieren decir ETA, sólo que sin decirlo para que nadie pueda desmentirlo.

4. Hay una conexión ETA-islamistas que no se quiere investigar. Falso. Todos y cada uno de sus indicios han sido investigados y desmentidos por los mismos confidentes que cuando alientan la teoría de conspiración copan portadas, pero cuando la desmienten ante el juez van ocultados en páginas interiores.

5. Una gran conspiración universal transmitió por SMS las especulaciones sobre la autoría para que el PP perdiera las elecciones. Es verdad que efectivamente hubo una especulación sobre la autoría… La construida y televisada en directo por un Gobierno que tomaba decisiones con un único cálculo: si es ETA, mayoría absoluta; si son los islamistas, pagaremos la guerra de Irak.

6. El atentando tenía clara finalidad política: que no ganase el PP. Es cierto que el terrorismo siempre tiene una finalidad política, pero siempre la misma: destruir la política. Pero es irresponsable especular sobre los fines de los terroristas y falaz asumir que sabían que el Gobierno iba a mentir, o se iba a provocar tal movilización electoral. Es darles su mejor arma de destrucción masiva: acreditar la lógica de sus actos y su capacidad de asegurar resultados.

7. El PP iba a ganar las elecciones. Es falso y poco democrático. A no ser que se sueñen con un modelo de democracia que otorgue a las encuestas el mismo valor que a las votaciones. Es un modelo de democracia que sale más barato, pero es un negocio ruinoso. Cada pagano tiene siempre su sondeo.

8. El atentado varió el resultado electoral. Falso y poco respetuoso con usted y conmigo. Contrariamente a cuanto piensan algunos en la derecha mediática y política de este país, no sólo ellos tienen principios y valores y votan de acuerdo con ellos. Tampoco son los únicos que han plantado cara a los terroristas. Quien firma esta pieza, tiene sus principios y valores. No tan verdaderos ni tan grandes, pero también vota conforme a ellos. Usted, amigo lector, seguro que también.

9. No se quiere investigar ni conocer la verdad. Es una mentira vieja y repetida. Es la nueva formulación de la vieja ecuación de Aznar: discrepante igual a desleal, desleal igual a cómplice y cómplice igual a criminal. Si no se comparte la versión de Zaplana, es porque no se quiere saber la verdad. Para completar la paradoja, quienes acusan al mundo en general de no querer averiguar su verdad, lo hacen sobre los datos que aporta la investigación policial y judicial cuya credibilidad cuestionan.

10. Se quiere cerrar en falso la comisión con un documento fraudulento. Es falso y es un error del PP empecinarse en convertir un documento criticable por su grado de ingenuidad y voluntarismo en una especie de trampa para elefantes. Por mucho que se esfuercen, ni se explica ni se entiende.

11. Estamos todos contra el PP, es un contubernio universal. Es mentira y sólo con mucha terapia tiene remedio.

Dudo que este país aguante mucho tiempo más con una parte empeñada en viajar en el túnel del tiempo para cambiar la historia, mientras todos hablamos de respeto a las víctimas pero decimos cosas distintas. Pero igual que Rajoy acaba de defraudar a todos quienes sabemos de su capacidad para sacar a la derecha de su atolladero, conviene recordarle a Zapatero que ahora es el presidente del Gobierno y al presidente corresponde el liderazgo, la generosidad y la responsabilidad de arrejuntar al país en cuanto nos une: respeto por los muertos y unidad frente a los asesinos. Cueste lo que cueste.

5/3/14

Maltratadas y abandonadas

Las mujeres que sufren maltrato son víctimas dos veces. Son destrozadas primero por los cabrones que abusan de ellas, amparados por la ley y una sociedad que obliga a huir y a esconderse a las víctimas y no a los verdugos.

Son pisoteadas después por madres y padres que les dicen que hay que aguantarse, por policías, guardias o jueces que les cuentan que no será para tanto o que están mintiendo por dinero, por medios de comunicación que hacen chistes fáciles con eso de la “igualdad” y “lo de las tías”, y por gobiernos que recortan sin piedad las ya miserables partidas y exiguos recursos destinados a las políticas contra la violencia de género, mientras expresan su dolor por las víctimas en la televisión. Denunciar violencia de género en España no es un acto de coraje, es un sacrificio heroico.


Según una encuesta que acaba de publicar la UE, casi tres de cada diez mujeres europeas son víctimas dos veces del maltrato. Eso no es lo peor. Según los datos de la encuesta en Suecia se maltrata más que en España. Sabíamos que teníamos la mayor economía sumergida de Europa. Ahora sabemos que también tenemos mucha violencia de género en negro. Piénselo la próxima vez que haga un chiste, o le cuenten cuánto nos hemos ahorrado en igualdad.

4/3/14

Chantajistas

Miguel Blesa declara al juez que un jubilado que cobra su pensión no es un ignorante financiero. La Lagarde, la Señora del FMI, reclama más reforma laboral y menos estorbar con los derechos de los trabajadores. El gobierno anuncia como un gran logro que a partir de ahora los impuestos de los trabajadores van a subvencionar a los empresarios con una tarifa plana de cien euros en la Seguridad Social.

La culpa es nuestra. Nos lo hemos buscado. Lo primero que se aprende viendo películas sobre chantajes es que nunca hay que pagar al chantajista. Siempre vuelven a por más.

7/2/14

¿José Antonio Monago es Jesucristo?

El presidente extremeño se ha declarado escandalizado por el mercadeo en que se ha convertido el debate territorial español. Como Jesucristo en el templo, ha fustigado con su delicada y sutil dialéctica a los mercaderes de las autonomías españolas.

Y solo ha sido el principio. El presidente extremeño ha anunciado que piensa aplicarles del látigo de su propia balanza fiscal. Él no defiende sin descanso y día y noche la marca España para que sea tomada en vano, igual que el Mesías no dejaba que se tomara el nombre de Dios en falso.

Cuando Monago llegó a la presidencia de Extremadura, denunció la existencia de un déficit encubierto que dejaba al borde de la quiebra a la Comunidad. Hoy. Dos años después, denuncia que de acuerdo con su balanza fiscal personalizada, resulta que Extremadura ya no tiene déficit y entrega más de lo que recibe y padece un déficit fiscal. Todo eso lo ha hecho, afirma, sin hacer grandes recortes, si. aplicar el IVA cultural y sin subir los impuestos.

La conclusión es palmaria. Monago hace milagros, como Jesucristo. Incluso es posible que Monago sea el propio Cristo reencarnado. No lo descarten. La fe mueve montañas.

29/1/14

Lío en el PP


Al Partido Popular le está quemando en las manos la política de uso masivo de los sentimientos de las víctimas del terrorismo. Aznar y Mayor Oreja no quieren quemarse y se lavan las manos en una política que ellos diseñaron, implementaron y aprovecharon con un cinismo ilimitado. Han salido corriendo a esconderse detrás de Rajoy.

Nadie ha utilizado más a las víctimas que Aznar y Mayor Oreja. Lo hicieron para buscar la paz pero también para ganar elecciones. Verles ahora haciéndose las vírgenes ofendidas produce entre pena y sonrojo. Lo mismo que escuchar los clamores de Maria San Gil o los “ojo, ojo”  de Consuelo Ordoñez a la dirección del PP Vasco.


Mariano Rajoy debe administrar ahora el fin de ETA. Debe implementar lo contrario de cuanto prometió desde la oposición mientras animaba a las víctimas contra un Zapatero a quien acusaba de traicionar a los muertos. Se lo ha buscado y se lo merece. Se aprovecho igual que Aznar o Mayor del terrorismo y del dolor y el sufrimiento de las víctimas. Pero al menos, no va impartiendo lecciones de dignidad. En política, antes o después, hay que pagar las facturas pendientes.