2/6/12

5 razones por las que España no puede ser intervenida

A pesar de que las improvisaciones y ocurrencias del gobierno no son precisamente la mejor ayuda, España ni está intervenida ni lo va a estar. Éstas son cinco razones.

1. Las turbulencias que pasamos son efectivamente coyunturales y la especulación contra España tiene fecha de caducidad. Solo hay que tener miedo al miedo. No se van a tomar las decisiones que todos saben que hay que tomar hasta que voten los griegos, para que no se interprete como una señal de debilidad y afecte a los resultados. La entrada en vigor el 1 de julio del mecanismo de estabilidad supone el armagedón de los especuladores. Un fondo con capacidad ilimitada para contestar golpe por golpe. Game over.


2. Siendo grave la situación de la prima de riesgo y el sobre coste de la financiación, estamos lejos de los umbrales de lo no sostenible y nuestras necesidades son muy inferiores a las de Alemania o Francia. Podemos aguantar esta situación más tiempo del que va a ser necesario.


3. La chapuza de Bankia no es el sistema financiero español. Guste o no, tenemos unos bancos sólidos y diversificados en la economía internacional. Las fusiones de las cajas han ayudado a consolidar la situación. A pesar del error de contratar auditores privados, no van a encontrar nada porque el Banco de España sabe lo que hace y sabe lo que hay. La banca española está igual que la alemana o la francesa y desde luego mucho mejor que la italiana o la inglesa. La incompetencia del gobierno y el problema político que suponía Rato la han puesto en el disparadero, no los números.


4. Vamos a dejar a un lado que los mismos que pregonan la inminente intervención ahora son los mismos que ya nos daban por intervenidos con Zapatero. La intervención es una decisión política. Se toma cuando no se confía en que el gobierno de turno vaya a adoptar las decisiones que debe implementar para cumplir con sus socios. En el caso de España, esa duda no existe. Ni con Zapatero. Ni con Rajoy. La intervención resolvería un problema político que no existe y agravaría hasta lo insostenible el problema económico.


5. Europa no es un protectorado alemán y el BCE no es todopoderoso. El ataque es contra Europa y contra el Euro y está condenado al fracaso. Europa va a prevalecer. Hay una lucha soterrada por ver quien sale más reforzado de esta crisis de crecimiento del proyecto europeo y España juega un papel decisivo si mueve bien sus fichas. El nivel de imbricación de los intereses es tan alto que ya no podemos tratar a los países como piezas separadas. Plantear la dicotomía soberanía nacional/europa es no saber en qué mundo vivimos. Hay que aprender a decidir y gobernar en Europa.

8 comentarios:

  1. Entiendo que hoy le ha dado un aire cachondo y le ha salido esto, pero el punto número dos está bien para un monólogo de los de la Paramount. O eso o le han pagado convenientemente para escribir semejante majadería. Cuando ya hasta los periodistas otrora críticas se bajan los pantalones y se pliegan a la información interesada es que ya está casi todo perdido. Señor Losada, en este artículo miente, y lo peor, lo sabe.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2.6.12

    Josaep Ramon

    Estoy de acuerdo con el primer comentario sobre el punto dos. Precisamente el problema principal lo veo en que ni podemos aguantar mucho ni nos conviene vender deuda con un interes tan alto.

    ResponderEliminar
  3. Usted, Antón Losada, con el debido de los respetos, no tiene ni idea de lo que acaba de decir. Le expreso por puntos porqué no tiene ni idea:

    1. " Las turbulencias que pasamos son efectivamente coyunturales y la especulación contra España tiene fecha de caducidad". Esto es FALSO. Rotundamente falso, he de decir. Existe especulación, pero esta no es la causante de que la prima de riesgo de España se encuentre por encima de los 540 puntos y que los CDS o seguros de impago casi sobre los 600. Existen MUY serias dudas sobre la solvencia de España y de la capacidad de pago de esta, y créame que los especuladores en este negocio son la mínima parte, dado que los inversores en deuda son, aparte de los hedge funds, personas que necesitan la garantía de un estado para invertir y que su inversión tenga un riesgo mínimo. Y España ya no ofrece esa garantía. Además, es el mismo argumento que usa La Razón, y es completamente falso.

    2. No estamos lejos de los umbrales, es más, España tiene un riesgo del 40% de impago. Eso es una probabilidad muy alta. Nuestras necesidades son más elevadas que las de Francia y las de Alemania porque tenemos que pagar todo el pifostio inmobiliario, que asciende a casi 200.000 millones de euros. Y no podemos ni tenemos la capacidad de emitir deuda por ese valor. Y emitirla ad infinitum haría que nos endeudásemos hasta el siglo veintidós por lo menos.

    3. Nuestros bancos no son sólidos ni fiables. Bankia es el resultado de la fusión de cajas controladas por políticos, quebradas, con una tremenda deuda a constructoras, ayuntamientos y proveedores. Santander dudo que esté mucho mejor, así como BBVA. Todos sabemos mentir y manipular un gráfico en el que diga que teníamos beneficios aunque estemos en quiebra técnica. Y eso es lo que hacen nuestros queridos bancos.

    4. La intervención es inevitable, sea política o económica. Si se lleva a cabo la propuesta americana de recapitalizar los bancos, no crea que esto nos va a salir gratis. Para empezar, los préstamos se tienen que devolver, y esto es un préstamo de una entidad supranacional que nos va a dar el dinero para poder pagar todas las casas que se han construido y no se han vendido, a las constructoras, a sus empleados y para que vuelva a fluir el crédito, que no fluye porque los bancos tienen liquidez cero.

    5. La UE aspira a ser un gobierno supranacional. La unión fiscal, los eurobonos, etc, conducen inevitablemente a un gobierno supranacional, unos Estados Unidos de Europa. Es el camino que estamos siguiendo (del que reniego completamente) y es el camino que seguiremos, y Alemania tiene el papel preponderante porque es ahora mismo el país más fiable de la UE. España ahora mismo es la rodilla que tira el mantel al levantarse. Y Alemania es la sopa hirviendo que le cae a la abuela encima. Así que cuidado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo2.6.12

      Tu si que no tienes ni idea, lo que escribes se lee todos los dias en los peridodicos d ederecha sy d eizquierdas, asi que no vayas de listillo porque no has dicho absolutamente nada nuevo.

      Eliminar
    2. A mi me parece de puta madre lo que has dicho, Alfredo Hampford. Más riguroso, veraz y mucho mejor explicado que el de Antón Losada. Lo siento por Antón Losada. Si yo fuera él, tendría envidia de Alfredo Hampford.

      Eliminar
  4. Anónimo2.6.12

    Sr. Losada, totalmente de acuerdo con ud.Quiero expresar aquí que lo que está pasando es el método de haber metido el miedo al cuerpo de los españoles."El discurso del miedo nos paraliza", (el que tiene dinero no consume, lo guarda). Porque sí hay dinero en las familias de clase media alta. En trabajadores no hay dinero y menos con 6mill. parados.
    Desde aqui recomiendo leer: No Pienses en un Elefante de George Lakoff
    Posiblemente el Sr. Losada ya lo ha leído.

    ResponderEliminar
  5. Evel3.6.12

    Sr. Losada, sin estarlo totalmente, pues hay algunos aspectos que no le comparto, estoy mas de acuerdo con Ud. Que con el Sr. Hampford, pues este ultimo se basa principalmente en corazonadas y/o suposiciones. Creo que nuestras debilidades no son mayores a las de Italia o incluso Francia o Inglaterra, a excepción del paro, sin ser este un motivo suficiente para la intervención.

    ResponderEliminar
  6. Sr. Hampford, no es la especulación? Tiene datos para dudar del Santander o BBVA? Porque si no, es crear dudas sobre algo o alguien gratuitamente. Y si todo este camino no es para conseguir unos Estados Unidos de Europa, para q tanta historia?.
    Creo que sus deseos " del que reniego completamente" son ños que le hacen ser tan parcial en su comentario

    ResponderEliminar